Un mesías no salvará a México: Diego Fernández de Cevallos

Fernández de Cevallos calificó como un escándalo ominoso los casos de los ex gobernadores aprehendidos en las últimas semanas acusados de corrupción y presuntos vínculos con el crimen organizado.

Alejandro Páez | Abril 2017

Por: Alejandro Páez // Crónica

Diego Fernández de Cevallos arremetió contra aquellos populistas de izquierda o derecha que buscan dinamitar las instituciones bajo el pretexto de la ominosa corrupción que permea en México personificada por varios ex gobernadores y advirtió que no será un mesías o héroe quien terminará con este flagelo que azota nuestro país.

“Cualquier populista de izquierda o derecha es en esencia pernicioso; siempre los populistas de izquierda o derecha parten de verdades que está padeciendo la sociedad para proponerles soluciones mágicas, mesiánicas y voluntaristas y así no vamos a salir adelante”, alertó.

En ese sentido pidió “no ir a la aventura con alguien que nos propone el paraíso” porque los problemas de México no los resolverá un mesías, héroe o alguien providencial.

Al acudir al Senado donde se realizó un homenaje póstumo a Gabriel Jiménez Remus, Fernández de Cevallos recalcó que ningún hombre o partido en México por sí solo tiene las soluciones a los problemas que enfrentamos como país, por lo cual pidió trabajar de manera colectiva para encontrar soluciones y sobre todo fortalecer y limpiar nuestras instituciones.

“Que nadie trate de dinamitar nuestras instituciones , es mejor fortalecerlas y limpiarlas”, aseveró en referencia  los ataques que ha lanzado en las últimas semanas Andrés Manuel López Obrador a varias instituciones desde las fuerzas armadas, PGR e INE.

Fernández de Cevallos calificó como un escándalo ominoso los casos de los ex gobernadores aprehendidos en las últimas semanas acusados de corrupción y presuntos vínculos con el crimen organizado como es el caso de Tomás Yarrigton ex gobernador de Tamaulipas.

El panista consideró que México no se merece esos escándalos, pero aseguró que al mismo tiempo es significado de que nuestro país ya está cambiando y busca erradicar la corrupción de nuestra sociedad.

Reconoció que no será fácil abatir la corrupción en México y poner orden así como un estado de derecho, pero la sociedad ya empieza a despertar y tomar cartas en ese asunto.

“No va a ser fácil, pero México está cambiando, no solo hay que ver la pudrición, sino lo que estamos haciendo como sociedad y también como gobierno  aunque no sea a la profundidad que queremos, creo que vienen tiempos mejores, no va a ser fácil pero esto no cambia por voluntarismo de un héroe, mesías o alguien providencial, tiene que ser una tarea colectiva”, recalcó.