Jacqueline Peschard; el reto, dar voz a los ciudadanos

Conoce a Jaqueline Peschard quien presidirá el Comité de Participación Ciudadana del SNA.

Andrea Meraz | Marzo 2017

Fuente: Excelsior

Jacqueline Peschard entiende que la transparencia incomoda a los gobiernos, y para lograr que las instituciones recuperen la confianza ciudadana, debe atacarse la rutina de que “no se hace nada”.

La académica y expresidenta del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, ahora INAI, llega nuevamente a una de las instancias que en los últimos años la sociedad ha pedido para combatir la corrupción: el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

Reconocida como una mujer de trayectoria en el ámbito político y social, Peschard Mariscal presidirá el primer Comité de Participación Ciudadana del SNA.

El reto de Jacqueline es mayúsculo, en un año tendrá que refrendar el sello de la participación ciudadana en temas que han dejado daños económicos y sociales.

Hay que ganar la confianza de la sociedad y darle eficacia a su participación en el Sistema Nacional Anticorrupción”, enfatiza.

Pero también Jaqueline Peschard toma este cargo como un reconocimiento a su trabajo por lo que es “un gran honor y también un gran desafío porque hay enormes expectativas de parte de la sociedad, los medios y la opinión pública”.

Además, significa poder “inyectar” la experiencia que tiene en cuerpos colegiados, en el estudio de transparencia y rendición de cuentas.

Si me animé es porque creo que lo que tengo de experiencia debo aportarlo a este nuevo esquema y mostrar que puede funcionar; mi reto personal es que se vea que va marchando, yo estaré un año solamente, pero espero que en ese año -con el concurso de mis colegas y sobre todo con el acompañamiento de la sociedad civil- se garantice que la sociedad civil sienta una puerta abierta”, argumentó.

Para ella, el peor defecto que puede tener un político es la insensibilidad hacia la gente, pues él siempre tiene que estar unido a las personas, a lo que ocurre afuera, “tiene que conectarse de manera muy clara con la ciudadanía”.

Aunque dijo que hay muchos políticos que admira, como primera respuesta señaló a Nelson Mandela, un líder social.

Yo creo que cuando un político es al mismo tiempo líder social en México, yo pienso en Lázaro Cárdenas; Venustiano Carranza también fue un gran político y  venimos más hacia hoy, si volteo y veo a los gobernadores, creo que Arturo Núñez es un gran político, tiene esta capacidad de conectar”, puntualizó.

La autora de varias publicaciones, entre ellas, Los claroscuros de la transparenciay libros como Cultura, Transparencia y La cultura política democrática, refiere que el Comité de Participación Ciudadana propondrá mecanismos para evaluar la corrupción y ver sus distintas facetas.

Hay un reto enorme porque en las distintas oficinas y áreas administrativas se van generando rutinas y hasta vicios de cómo se comporta la gente, ve cosas irregulares y voltea la cara, nos vamos acostumbrando y nos hemos ido acostumbrando a que no se hagan las cosas de manera adecuada”, dijo.

La vigilancia del Comité de Participación Ciudadana será primordial para quitar estas inercias institucionales que cada vez son más sofisticadas y se esconden bien del ciudadano “tiene distintas formas para que no sean aprehensibles”.

En la vida cotidiana de Jaqueline habrá cambios luego de que fue elegida como la primera presidenta del Comité de Participación Ciudadana. La vida académica a la que le guarda respeto y cariño tendrá que mezclarse con su nuevo papel.

Sí va a implicar dedicarle más tiempo al trabajo, encontraré espacios para mantener mis tareas académicas aunque seguramente van a reducirse”, comentó.

—¿Cuál es su frase preferida?

Dependiendo del tema, en materia de transparencia hay una cita del juez Louis D. Brandeis: La luz del sol es el mejor desinfectante. Y eso quiere decir que en la medida que tú abres y transparentas puedes, efectivamente, atacar todos los microbios y partes dañinas”.

 

EL CINE, LA POLÍTICA, Y LA LECTURA

Para la tecera hija de siete que creció en una familia convencional, habrá modificaciones en sus actividades preferidas que son el cine y la lectura ahora que asuma su cargo.

Jacqueline Peschard refiere que son dos libros los que marcaron su vida en el ámbito profesional pero su gusto en la literatura está más orientado a los escritores españoles.

La ética protestante y el espíritu del capitalismo de Max Weber; otro fundamental en mi formación es Emilio Durkheim y su libro El suicidio”, manifestó.

Jacqueline Peschard no es ajena a otros problemas sociales, lo que no le gusta de México es cómo se ha ido destruyendo la diversidad natural.

Lo que menos me gusta es cómo hemos ido destruyendo y descuidando sobre todo la riqueza ambiental, nuestra diversidad de fauna y flora y cómo hemos sido poco atentos a eso”, explicó.